Una investigación recientemente publicada en la revista científica NeuroImage buscaba observar cómo las películas de terror manipulan el cerebro. Para comprender el fenómeno, los científicos de la Universidad de Turku en Finlandia capturaron imágenes de resonancia magnética de 37 personas mientras miraban tales películas.

Para seleccionar qué películas utilizar en el estudio, el equipo finlandés evaluó una lista de 100 películas de terror populares, teniendo en cuenta cuántos sustos se proporcionaron en las películas y si los participantes las habían visto alguna vez. Finalmente, se eligieron las películas Supernatural (2010) e Invocación del mal (2016).

Para extraer los datos, el estudio se centró en dos tipos de miedo: el de la expectativa, cuando se tiene la impresión de un mal augurio en un escenario aterrador, y la respuesta instintiva que se tiene con la aparición inesperada de un monstruo u otra amenaza (un susto).

Con este enfoque, el equipo descubrió que, en el primer caso, el aumento de la actividad cerebral se acentúa en términos de percepción visual y auditiva. En los escenarios de miedo repentino, hubo un aumento de la actividad cerebral en las porciones que se encargan del procesamiento de las emociones y la toma de decisiones. En todos los casos, estas áreas se activan especialmente en situaciones de peligro real.

Finalmente, los investigadores también obtuvieron algunos datos sobre el atractivo del género de terror. Precisamente, el 72% de los voluntarios reportaron haber visto al menos una película de este género cada seis meses, lo que demuestra la popularidad de este tipo de películas. Una de las conclusiones de los científicos fue que cuanto más aterrador fuera el argumento para el espectador, más probable sería que le gustara.

Según los participantes del estudio, la sensación más común provocada por las películas es la de excitación, seguida del miedo y la ansiedad. Además, los largometrajes de terror psicológico (es decir, que suelen utilizar la inestabilidad mental de los personajes para mover la trama) se consideraban los más aterradores y atractivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here