En el futuro trabajaremos la mitad del día para dedicar la otra parte de la jornada a contribuir con la comunidad

Según Daniel Truran, director de comunicación y marketing de B-Lab Europe, que enmarca a aquellas empresas certificadas en función de su impacto social y medioambiental, “en el futuro trabajaremos la mitad del día para dedicar la otra parte de la jornada a contribuir con la comunidad”, debido a la necesidad a la disminución del volumen de trabajo por la revolución tecnológica. “Debemos garantizar con el trabajo sólo lo que necesitamos para subsistir, y con la otra mitad del tiempo podemos contribuir a la ayuda social”, ha comentado Truran, ante la celebración del Foro de Nueva Economía e Innovación Social, que se celebrará en Málaga del 19 al 22 de abril para proponer alternativas de evolución desde la economía y situar a la persona en el centro de ésta.

El mundo está cambiando y vivimos en un punto de crisis constante: el Brexit, por ejemplo, es consecuencia de la inseguridad y la inestabilidad que vivimos”, ha comentado, para posteriormente explicar que “las empresas tienen la responsabilidad de apoyar a la sociedad en el cambio”.

Según el Foro Económico Mundial, en los próximos cinco años, las 15 grandes economías desarrolladas y en desarrollo del mundo perderán cinco millones de puestos de trabajo por la falta de adaptación tecnológica, los cambios económicos y el crecimiento demográfico. Sin embargo, este organismo asegura que si los perfiles se adaptan bien, se podrán crear al mismo tiempo 2,1 millones de empleos.

Puestos de call center, conducción o revisión de contratos desaparecerán en 20 años

Dentro de unos pocos años hay muchos empleos que se van a perder, y las habilidades profesionales de las personas deben adaptarse a unos perfiles más tecnológicos, innovadores y colaborativos”, ha explicado Truran. En este sentido, ha destacado que los perfiles ‘junior’, con muchas ganas y mucha proactividad, y la alta dirección son los perfiles más proclives a cambiar el modelo, pero los mandos intermedios se resisten al cambio”, ha especificado.

Dentro de los puestos de trabajo que van a desaparecer se encuentra el sector de la automoción y otros: “En 20 años, los coches no necesitarán conductor, y los taxis y autobuses van a desaparecer”, ha indicado. “Además, perfiles como los call-center o los abogados que dedican su tiempo a la revisión de contratos no serán necesarios porque todo esto nos lo facilitará la tecnología y la robótica”, ha vaticinado.

Truran ha querido, además, remarcar el papel de la mujer en el proceso de cambio: “Las mujeres son personas más implicadas a nivel empático, y que entienden las cosas de forma más profunda, por lo que son un agente de cambio vital”, si bien ha comentado que “se adaptará mejor al cambio para desarrollar capacidades profesionales distintas”.

En el ámbito de las corporaciones B, existen ya modelos de empresas que aplican este modelo, como puede ser el caso de Greyston Bakery, bajo el lema ‘No contratamos a personas para hacer brownies; hacemos brownies para contratar a personas’.

Por otro lado, Luis Tamayo, conector de Ouishare, plataforma que fomenta la economía colaborativa y el trabajo en red, ha indicado, en el mismo sentido, que “dadas las circunstancias de digitalización, automatización de la producción y crecimiento poblacional, es imposible seguir manteniendo un modelo económico en que el empleo sea la única forma de conseguir ingresos”.

Queremos dinero para tener bienes y servicios, pero si estos bienes y servicios se pueden compartir e intercambiar, baja la presión sobre el ciudadano”, ha argumentado Tamayo. “Es cierto que falta regulación en este ámbito, y debemos generar un diálogo entre posturas enfrentadas con la Administración Pública como mediadora”, ha añadido. “Estamos en los comienzos de la revolución digital, y debemos adaptarnos, pensando en el trabajo en red y desechando la organización empresarial de forma jerárquica y piramidal”. Para Tamayo, esta adaptación “se vive como un drama, pero todos llegaremos, aunque haya gente que se adapta más rápido”.

El movimiento B-Corp (sistema B) consiste en una certificación que acredita que las empresas operan, según sus estatutos, con criterios de sostenibilidad ambiental y social y transparencia, velando de forma constante por los intereses de los trabajadores y la comunidad. Se trata de un movimiento que está creciendo exponencialmente. En los últimos años, 40.000 empresas han querido acreditarse con este modelo y sólo 2.000 lo han conseguido. En la actualidad, 2.026 empresas de 50 países forman parte de este modelo.

NESI es el único Foro Global sobre Nueva Economía e Innovación Social que reúne a los principales actores de cambio y líderes de opinión para pensar, dialogar y asentar las bases de una Nueva Economía basada en valores y en el BIEN COMÚN. Se darán cita ponentes y experiencias inspiradoras, 900 líderes de opinión y agentes de cambio social de más de 60 regiones diferentes. Málaga, 19-22 abril de 2016.

DATOS DE CONTACTO:

http://neweconomyforum.org/es/

Imagen: Cortesía del equipo de NESI.

Sin comentarios

Dejar un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR