Embarazo, parto, mamás y bebés, ¿cómo se los cuida en el Japón?

(Noticias Positivas Argentina).- Wanda Sadowski, nuestra corresponsal en Japón, cuenta hoy sobre de las diferencias culturales en lo relativo a los nacimientos y la maternidad.


WS:
-A raíz de nuestra última conversación en la que me referí a nacimientos que se daban durante los terremotos, se me ocurrió que hoy el tema de conversación podía ser justamente eso: ¿cómo es tener un bebé en Japón? Justamente una de mis amigas argentinas, que también vive acá, me ayudó a marcar las diferencias, ya que tuvo a su primer hijo en nuestro país y a su segundo hijo en Japón. En primer lugar, quiso anotarse para hacer yoga ya embarazada, como lo había hecho en la Argentina, y el gimnasio se lo negó. En cambio, desde la misma clínica en donde ella se realizaba los controles le ofrecieron clases especiales de yoga para embarazadas.

NP: –¿Cuál es el fundamento del rechazo en el gimnasio?
-Tiene que ver con que acá son muy extremistas en cuanto a los cuidados. Entonces, por un lado quieren que las embarazadas realicen poco esfuerzo, y además prefieren evitarse las responsabilidades que pueden llegar a surgir ante cualquier inconveniente. Otros ejemplos de este extremo cuidado por el orden que tienen  para con las embarazadas puede ser el estacionamiento: aquí las embarazadas van a la municipalidad y se les otorga un cartelito que las habilita a estacionar en los lugares específicos de embarazadas. Quién no tenga el cartelito puede llegar a sufrir el acarreo de su auto…

 

-Pareciera que el sistema allí empuja a que cada uno asuma una responsabilidad muy grande sobre sí mismo…
– Sí, pero a su vez ellos tratan de cuidarte al máximo posible. Aquí se busca que la mamá esté lo más tranquila posible para que el padre no tenga que preocuparse tanto. A diferencia de nuestra cultura occidenal, aquí los padres quizás no son tan partícipes en el embarazo o el parto. Por ejemplo, mi amiga que tuvo el parto aquí estuvo internada casi diez días cuando fue el parto, porque se busca que la mujer salga lo más rehabilitada posible del hospital para que el padre pueda seguir con sus obligaciones normalmente.

¿Qué otra diferencia te llamó la atención?
-Lo que me pareció superinteresante y distinto, y que demuestra su afán por ser lo más cuidadosos posible, es que aquí los bebés salen del hospital sin ninguna vacuna. Recién se los empieza a vacunar a las dos semanas, con dos semanas de diferencia entre cada vacuna distinta para de esta manera poder identificar alguna reacción adversa específica de cada vacuna.

 

DATOS DE CONTACTO:

www.noticiaspositivas.org

(Imagen: Cortesía de Noticias Positivas Argentina)

Sin comentarios

Dejar un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR