Todo el mundo tiene algo que ofrecer

Cuando comento la iniciativa a alguien, siempre digo que ‘todos tenemos algo para ofrecer’. Y la gente se queda un poco parada pensando… ¿qué podría ofrecer yo? Nos cuesta hacermos esa pregunta y contestar rápido. Sin embargo, cuando realizamos dinámicas con más personas, al principio a todos les cuesta pero al final, se generan sinergias y las ideas son infinitas. Es muy bonito ver como la gente se emociona al ver que hay algo que puede ofrecer”, explica una de las organizadoras de TradeSchool Barcelona, Carolina Zerpa Sáez.

Basado en el respeto mutuo y la naturaleza social del intercambio, el proyecto tiene como objetivo constituir una altenativa real para las personas a las que les gusta aprender y compartir conocimientos, de manera que no exista limitación económica ni de ningún tipo para poder sentirse útil y aprender compartiendo con los demás. Se trata de una iniciativa sin fines de lucro y las personas involucradas trabajan de forma voluntaria.

Participar es muy sencillo: se propone una actividad en la Web y se solicita a los asistentes alguna cosa a cambio. Por ejemplo, se ofrece un taller sobre cómo aprender a hacer mantequilla y a cambio, se puede pedir, ropa, verduras o música. El día previsto, facilitadores y asistentes confluyen en ese espacio de aprendizaje colectivo y la actividad se lleva cabo a través del trueque de ideas, bienes y conocimientos.

A continuación se detalla la entrevista que Noticias Positivas mantuvo con Zerpa Sáez para conocer el proyecto con más precisión:

Noticias Positivas: ¿Cómo surge TradeSchool en Barcelona?

Carolina Zerpa Sáez: Conocí esta iniciativa en Nueva York. En 2010, tres amigos tuvieron la idea de crear una escuela donde los profesores enseñaran lo que quisieran y los alumnos pagaran por estas clases con cualquier cosa que los profesores necesitaran. Bautizado como Trade School, el proyecto se llevó a cabo la primera vez en un pequeño local del Lower East Side de Nueva York y en solo dos años, empezaron a emerger réplicas alrededor del mundo, contando actualmente con 15 escuelas activas en 10 países.

Al volver a Barcelona, empecé a involucrarme en AureaSocial, un proyecto autónomo de la Cooperativa Integral Catalana (CIC), donde comencé a colaborar en los procesos de aprendizaje colectivo y el intercambio entre personas, a través de la dinamización de Oficinas de Educación y Espacios de Aprendizaje Colectivo, en el marco del Sistema Público Cooperativo y Autogestionado. De esta manera, por la filosofía compartida y por los espacios con los que cuenta,  AureaSocial se convierte en un lugar idóneo para utilizar el sistema de TradeSchool, donde los facilitadores de talleres y los asistentes se encuentran en este espacio de respeto mutuo para intercambian ideas, habilidades, conocimientos y bienes.

N+: ¿Cuántas personas han participado de las actividades?

C.Z.S.: El proyecto comenzó a organizarse en verano y los encuentros han empezado en septiembre. Se han llevado a cabo unas seis actividades, en las que han participado aproximadamente unas 40 personas. Adicionalmente, tenemos programadas otras 20 actividades que están por venir en lo que queda de mes y parte de noviembre.

N+: ¿Cómo es la respuesta de la gente?

C.Z.S.: Hasta ahora ha sido muy positiva. En general, muchas personas vienen sin estar muy seguras de que van a encontrar o cómo funciona realmente pero todas se van con una sonrisa y comentando que volverán a participar, de hecho ya hemos tenido varios “reincidentes”.

Con el objetivo de informar acerca del funcionamiento de TradeSchool y aclarar dudas, se propone un taller una vez al mes llamado “Aprendizaje por trueque”, donde comentamos y mostramos de forma práctica cómo proponer actividades e inscribirse. Además de hablar de la iniciativa en Barcelona y en el mundo, hemos realizado ya dos en septiembre y octubre, el próximo será el 13 de noviembre.

N+: ¿Qué deseos tenéis para lo que queda del año?

C.Z.S.: La idea es que la gente se sienta útil y vea que otra manera de hacer las cosas es realmente posible. Asique para lo que queda de año, básicamente que se corra la voz y que esta idea llegue a más y más personas para sembrar la semilla y que se propague esta experiencia. Y si se replica, aun mejor, ya hemos tenido noticias de personas que quieren impulsar TradeSchool en Granada y en Lleida.

DATOS DE CONTACTO:

http://tradeschool.coop/

http://tradeschool.coop/barcelona/

www.aureasocial.org

AureaSocial: Calle Sardeña 263, Barcelona.

 

(Imagen: Cortesía de TradeSchool Barcelona)

 

Un comentario

Dejar un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR