Energía solar e Internet para 60.000 escuelas en Iberoamérica

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) ha lanzado formalmente Luces para Aprender, una iniciativa que llevará energía solar y acceso a Internet a más de 60.000 escuelas, situadas en su mayoría en zonas rurales y de difícil acceso, en varios países de América Latina.

Asimismo, se propiciarán hermanamientos entre escuelas con el fin de sensibilizar a los estudiantes sobre la situación iberoamericana. Uno de los ejes principales de la campaña es la realización de una película colectiva, dirigida por el cineasta Agustín Díaz Yanes y realizada por las grabaciones de miles de niños concienciados con esta realidad.

En ese sentido, el secretario General de la OEI, Álvaro Marchesi, ha animado a “todas las escuelas para que realicen una grabación de dos minutos sobre Luces para aprender, de tal manera que al cabo del año, con los miles de minutos grabados, se elabore una película colectiva iberoamericana sobre el proyecto”.

La OEI ha firmado convenios de colaboración con las autoridades de educación de Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Perú, Paraguay, República Dominicana, Ecuador, Bolivia y Brasil, entre otros países.

Mari Lidian Ortismo Gante, profesora de la Escuela Barranco, en Vereda Loma de Belén, Colombia, explica: “nosotros pedimos el derecho de igualdad, y eso es lo que ustedes nos están dando, una mejor vida, un cambio de vida para que los estudiantes, en un futuro, sean profesionales”. Y añade: “el anhelo de los niños es aprender, su alegría es ver nuevas innovaciones y darse cuenta del mundo a través de la tecnología, puesto que aquí estamos alejados de la civilización”.

La mitad de las escuelas sin acceso a la energía eléctrica se encuentran en Brasil y en México, países con una elevada población. Sin embargo, las necesidades son mayores en Honduras, Nicaragua, Perú o Guatemala, donde el porcentaje de escuelas sin electricidad por número de habitantes es mucho mayor.

El proyecto abre también una puerta a los procesos de participación comunitaria y podrá ser el lugar de encuentro y de ocio de la comunidad. Para ello, en el marco de la iniciativa se impartirán cursos de formación profesional en electricidad y energías alternativas, lo que permitirá ofrecer alternativas de empleo a las personas más  jóvenes de esas comunidades, donde las opciones laborales son reducidas.

A continuación se detalla la entrevista que Noticias Positivas mantuvo con Marchesi:

Noticias Positivas: ¿Cómo nace el proyecto Luces para aprender?

Álvaro Marchesi: Surge inicialmente cuando, en el debate sobre un proyecto de nuevas tecnologías en la educación, constatamos que había muchas escuelas en Iberoamérica que no solo no tenían acceso a Internet sino tampoco a electricidad. Al mismo tiempo, el embajador de Nicaragua en España nos trasladó su preocupación por el hecho de que la ausencia de electricidad en las comunidades rurales estuviera dificultando el proceso educativo en estas zonas.

Fue a partir de aquí que decidimos elaborar una propuesta para llevar electricidad y conexión a Internet a las más de 60.000 escuelas en Iberoamérica que no disponían de estos servicios. Así surgió el proyecto Luces para aprender que en septiembre de 2011 presentamos en la Conferencia Iberoamericana de ministros y ministras de educación de Paraguay y donde fue aprobado de manera entusiasta.

N+: ¿Cuánto tiempo estimáis que se necesitará para concretar el objetivo de la campaña?

A.M.: A lo largo del 2012, la OEI instalará de forma piloto paneles solares en al menos 100 escuelas en cada uno de los países que forman parte de Luces para aprender, y en el plazo de tres años consideramos que habremos podido alcanzar en torno al 85% de la totalidad de las escuelas sin luz. Las restantes están situadas en lugares de muy difícil acceso, por lo que nos llevará más tiempo.

N+: ¿Qué tipo de ayuda necesitáis ahora mismo?

A.M.: El coste del sistema por cada escuela es de cerca de 4.200 euros, 260 millones en total, y la OEI ya cuenta, a través de los fondos de la organización y las donaciones de diferentes instituciones y empresas, con la mitad del presupuesto requerido. Para conseguir los recursos económicos necesarios para hacer realidad este proyecto, esperamos contar con el apoyo del resto de la sociedad, que engloba tanto a organismos internacionales o empresas privadas como donaciones particulares y centros educativos que crean en esta causa y se comprometan a luchar por ella.

Hasta la fecha, Luces para aprender cuenta, por un lado, con el apoyo de los Ministerios de Educación de los países que participan en la iniciativa, y por otro, de numerosas instituciones públicas y entidades privadas tanto en el ámbito nacional e internacional.

N+: ¿Cómo han sido seleccionadas las 60.000 escuelas que participan del proyecto?

A.M.: Las escuelas que forman parte de Luces para aprender son todas aquellas que, según los datos ofrecidos por los Ministerios de Educación de esos países, no tienen acceso a energía eléctrica ni conexión a internet. Además, se han tenido en cuenta las escuelas que por su localización, principalmente en zonas aisladas y de difícil acceso, les es sumamente difícil conseguir los recursos necesarios para su desarrollo.

A día de hoy, se está llevando a cabo un proceso de identificación para completar esas cifras en caso de que algunas escuelas sin luz no hubieran sido identificadas.

N+: ¿Te gustaría compartir alguna anécdota del proyecto con los lectores de N+?

A.M.: El pasado 4 de junio cuando nos dirigíamos a inaugurar la primera escuela en Paraguay a la que, en el marco de Luces para aprender, se había dotado de los equipos necesarios para acceder a energía eléctrica y conexión a Internet, nos vimos envueltos en una tormenta que casi nos obliga a regresar a Asunción. El hecho de que los caminos embarrados nos hicieran casi imposible llegar a este centro educativo Indígena es una muestra de las dificultades de acceso a estas comunidades rurales y de la importancia que para ellas tiene el poder acceder a internet y conectarse con otras regiones de su propio país y de la comunidad iberoamericana.

DATOS DE CONTACTO:

www.lucesparaaprender.org

http://www.oei.es/

(Imagen: Cortesía de OEI)

Sin comentarios

Dejar un comentario

*