El valor de invertir en la gente

Los 1.500 millones de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza no carecen de habilidades, sino de oportunidades. Oportunidades que les quiere dar Oikocredit Internacional, una cooperativa mundial de crédito que presta apoyo financiero para el desarrollo de proyectos que buscan combatir la pobreza en los países del Sur.

Oikocredit nació como resultado de un proceso de reflexión surgido durante el Consejo Mundial de Iglesias del año 1975. Durante la reunión de este movimiento ecuménico de iglesias protestantes, empezaron a escucharse voces a favor de que el dinero empezara a emplearse de forma más efectiva para fomentar el desarrollo en los países empobrecidos. Así, tras el encuentro, algunas pequeñas iglesias comenzaron a organizarse, creando finalmente la cooperativa. A ella pueden pertenecer no solo organizaciones ligadas a las iglesias, sino también asociaciones de apoyo y los propios proyectos apoyados desde Oikocredit.

“Financiamos proyectos que tengan un impacto positivo para la reducción de la pobreza en los países del Sur y que sean económicamente viables”, explica a Noticias Positivas Jorge Berezo, presidente de la asociación Oikocredit Euskadi. Las iniciativas que promueven la integración de la mujer, el respeto al medio ambiente y el progreso social y económico de la comunidad son especialmente valoradas.

Durante el pasado año 2011, Oikocredit otorgó 520 millones de euros en créditos a 896 socios para poner en marcha proyectos en América Latina, África, Asia y Europa Central y Oriental. Alrededor de un 75% de los préstamos de Oikocredit ha ido a parar a organizaciones que a su vez conceden microcréditos a más de 26 millones de personas en todo el mundo. El 25% restante se destina a proyectos muy variados, entre los que destacan los créditos a cooperativas agrícolas y ganaderas.

Más de 45.000 inversionistas de todo el mundo han hecho posible que fluya todo este dinero hacia países del Sur. Las personas físicas y jurídicas que quieran aportar fondos a Oikocredit Internacional tienen que inscribirse previamente en alguna de las asociaciones de apoyo existentes. En España hay actualmente tres, Oikocredit Catalunya, Oikocredit Sevilla y la ya citada Oikocredit Euskadi. Estas asociaciones cuentan además con el apoyo de entidades tan conocidas como Cáritas, SETEM, Intermón Oxfam o el Proyecto Fiare.

“Para invertir en Oikocredit Internacional tienes que firmar un contrato con alguna asociación de apoyo, que a su vez invierte colectivamente el dinero de todos sus socios en Oikocredit Internacional a través de la compra de acciones” señala Berezo. Por participar con su dinero en este proceso, el socio inversor suele obtener un dividendo anual del 2%.

“Sabemos que el 2% es una cantidad baja pero bastante razonable, sobre todo si tenemos en cuenta que lo importante es la rentabilidad social de la inversión. En este sentido, nuestra política es que todo el dinero que Oikocredit tiene a 1 de enero de cualquier año, tiene que estar concedido a proyectos sobre el terreno a 31 de diciembre del mismo año”, añade Berezo.

El socio se compromete a mantener su inversión durante un plazo de un año, tras el cual puede retirar su dinero cuando así lo desee. Por otro lado, la cantidad mínima que se puede invertir en las asociaciones de apoyo a Oikocredit Internacional en España es de 200 euros.

 

DATOS DE CONTACTO:

http://www.oikocredit.org

 

Imagen: Logo de Oikocredit.Cortesía de la cooperativa.

Sin comentarios

Dejar un comentario

*