Un mercado de intercambio para reducir los residuos

A menudo, la lógica consumista del “usar y tirar” provoca que muchos objetos que todavía pueden ser útiles acaben en el cubo de la basura. Realidad que quiere contribuir a cambiar el mercado de intercambio virtual Yonolotiro. Se trata de una iniciativa del Gobierno de Navarra y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, desarrollada por el Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA) y la Mancomunidad.

La página web de Yonolotiro fue lanzada a finales de noviembre del pasado año como parte de uno de los ejes de actuación del Plan Integrado de Gestión de Residuos de Navarra (PIGRN). A través de este portal es posible encontrar desde antigüedades a cómics, pasando por objetos de coleccionismo y para la práctica de deportes, juegos electrónicos, libros, material de esquí o de montaña. Así hasta casi 200 artículos en total, con los que se pueden realizar multitud de transacciones.

Para dar a conocer sus ofertas, los usuarios del mercado virtual pueden insertar anuncios gratuitos en el portal. “Yonolotiro dispone de multitud de opciones, como la venta de segunda mano, el intercambio o el regalo. También contamos con un banco del tiempo”, explica a Noticias Positivas Elena Cereceda, coordinadora del Programa de Residuos del CRANA, que añade que es necesario registrarse previamente como usuario para poder acceder a estos servicios. “Pedimos a la gente que se registre porque es la forma que tenemos de hacer un seguimiento del impacto que está teniendo la reutilización”.

Un importante indicador de dicho impacto es el peso de los objetos reutilizados, como destaca a Noticias Positivas Jaione Vicente, dedicada a la asistencia técnica en el Programa de Prevención de Residuos del CRANA: “cuando un usuario cuelga su anuncio en la web, se encuentra con unas casillas opcionales en las que le pedimos que se incluyan, además de los datos normales, como la descripción o el precio del artículo, por ejemplo, otros que nos sirven para después calcular qué cantidad de residuo hemos evitado que se genere. Sobre todo nos interesa el peso, porque la medida de cálculo del residuo es el peso”.

Así lo entienden también en la Fundación de Traperos de Emaús Navarra, entidad encargada del servicio de recogida de residuos voluminosos en trece mancomunidades de residuos de la comunidad foral. Según dicha entidad, en 2010 se recogieron casi 10,5 millones de kilos de residuos voluminosos, como aparatos eléctricos y electrónicos, ropa, muebles, juguetes o libros, que supusieron un incremento del 7 % respecto a 2009.

Otra característica singular de Yonolotiro es que, a diferencia de otras páginas web del mismo tipo, no solo está enfocada a los ciudadanos particulares, sino que también pueden inscribirse empresas y administraciones públicas. “Uno de nuestros objetivos era poner en contacto a entidades de Navarra, donde se circunscribe nuestra iniciativa. Por ejemplo, se puede dar el caso de que un ayuntamiento pequeño, sin recursos económicos, necesite sillas para hacer una fiesta. Entonces, es posible que un ayuntamiento cercano, que sea más grande y tenga más capacidad, pueda tener sillas y prestárselas”, añade Cereceda.

De momento, Yonolotiro es más utilizado por ciudadanos particulares que por empresas o administraciones. En el primer trimestre del año, el portal ha sido visitado por casi 11.000 personas. Lo más destacado de este tráfico son las casi 115.000 páginas vistas por los visitantes, que permanecen más de tres minutos de media en la web.

Las transacciones más recurrentes en Yonolotiro son la venta, el intercambio y el regalo, mientras que los objetos preferidos para dichas transacciones son sobre todo muebles, electrodomésticos y máquinas parar practicar deportes. Los artículos para bebés, así como la música y los libros, también son muy solicitados.

 

DATOS DE CONTACTO:

http://yonolotiro.es

 

Imagen: Página web de Yonolotiro. Extraída de internet.

Sin comentarios

Dejar un comentario

*