Cambiemos el dinero, cambiemos el mundo

Una sencilla reforma del modo en que se crea el dinero pondría fin a la crisis de deuda, reduciría la pobreza y fortalecería la economía, según los promotores de la campaña desarrollada por Positive Money en el Reino Unido.

Positive Money, una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la investigación y el activismo, cree haber identificado el problema principal de la actual crisis económica, así como su resolución. La cuestión, dice el grupo, es la forma en que se crea el dinero.

La ley británica de regulación de la banca de 1844 prohíbe a cualquier persona que no sea el Banco de Inglaterra imprimir y emitir billetes en Inglaterra y Gales. Sin embargo, tras las sucesivas liberalizaciones del mercado, el avance de las tecnologías informáticas y la obsolecencia de esta ley, se ha hecho posible que los bancos puedan crear dinero digital – esto es, meras cifras que aparecen en una cuenta – en forma de préstamos, descubiertos y otras modalidades de crédito.

Según Positive Money, al crear un préstamo digital, el banco está creando al mismo tiempo un depósito en la cuenta de quien recibe el dinero, lo cual quiere decir que se está creando dinero que antes no existía.

Josh Ryan-Collins, investigador jefe de la New Economics Foundation (NEF), afirma que es un verdadero mito que los bancos sean meros intermediarios: “En el Reino Unido no hay ninguna ratio obligatoria que los bancos tengan que cumplir entre los depósitos que guardan para otros y sus reservas de dinero”, de manera que los bancos no necesitan el dinero de los ahorradores para poder prestárselo a quienes lo necesitan.

Según Positive Money, de todo el dinero que existe en el Reino Unido, el 97% es digital, y sólo el 3% existe en metálico.

Fundada en 2010, la asociación Positive Money está abogando por que el derecho a “imprimir” dinero digital esté exclusivamente en manos del Banco de Inglaterra. Para ello, Positive Money ha redactado un proyecto de ley que, en su opinión, “es irrebatible y está sólidamente fundamentado” y que, si se pone en práctica, garantizaría que el sistema bancario redundara en beneficio de la sociedad.

Según este proyecto de ley, existiría un organismo independiente y transparente como el Comité de Política Monetaria que decidiría cuánto dinero nuevo se crea, mientras que el parlamento sería quien decidiera cómo se gasta.

En la conferencia organizada por Positive Money y celebrada el pasado 29 de octubre en Londres, el fundador de esta agrupación, Ben Dyson, sugirió que dos de las formas a las que podría destinarse la creación del dinero nuevo serían la eliminación del IVA y el aumento del umbral del impuesto sobre la renta – medidas que él cree que beneficiarían a las empresas y las personas con menores ingresos. “Se trata de estimular la economía desde abajo”, dijo.

Asimismo, Positive Money indica que los bancos deben separar las cuentas corrientes, en las que los depósitos estarían a salvo, de las cuentas de inversión, en las que los clientes deben entender que hay un riesgo. Además, los bancos también deben decirle a la gente cómo van a utilizar su dinero, afirma Positive Money.

Durante dicha conferencia en Londres, el público asistente pudo escuchar a un buen número de economistas, antiguos corredores de bolsa, parlamentarios, activistas y empresarios que analizaron las distintas propuestas.

Uno de los ponentes en dicha conferencia fue Steve Baker, miembro del Parlamento Británico, quien indicó que los bancos controlan el dinero “creándo el crédito de la nada”, y añadió que es necesario “un cambio de paradigma en la economía”. Asimismo, elogió las propuestas de Positive Money, indicando que trascienden a las preferencias políticas que cada uno pueda tener. “Soy optimista y creo que las cosas van en esa dirección”, dijo.

Por su parte, Ben Dyson indicó que, en su opinión, el señor Baker es uno de los pocos parlamentarios del Reino Unido que entiende cómo se crea realmente el dinero. “Las autoridades, los parlamentarios, los periodistas, el público en general y los contribuyentes no entienden este proceso”, dijo. “Pero la realidad es que tenemos un sistema monetario totalmente privatizado”.

Dyson afirmó además que lo que él considera los “préstamos productivos” – esto es, dinero prestado a empresas que producen bienes, prestan servicios y crean puestos de trabajo – sólo representan el ocho por ciento de los préstamos concedidos por los bancos, mientras que el restante 92% se destina a la especulación financiera e inmobiliaria.

Al dirigir este dinero nuevo a la economía real y productiva, en lugar de a los bancos que lo prestan en forma de deuda, se reducirían los niveles de pobreza, afirmó Dyson, al tiempo que también se reduciría el endeudamiento, redundando en una mayor igualdad dado que los más pobres no tendrían que pagar tanto dinero a los más ricos en forma de intereses.

Otro de los parlamentarios británicos que fueron ponentes de la conferencia, Michael Meacher, afirmó que “el control de la oferta de dinero debería volver a estar en manos exclusivamente de las instituciones públicas” y añadió que este será “el tema más importante a tener en cuenta en las próximas elecciones.”

El señor Meacher, que es miembro del Parlamento británico por el Partido Laborista, se mostró totalmente de acuerdo con Steve Baker, también parlamentario pero del Partido Conservador, a la hora de expresar su optimismo por la labor de Positive Money a la hora de “dar a conocer algo de enorme importancia para este país”.

Después de la extensa labor de investigación realizada, Positive Money se está concentrando en su labor de sensibilización y para ello ofrece en su web una amplia gama de videos breves y fáciles de entender en los que detalla cómo funciona el sistema bancario, al tiempo que explica las reformas que recomienda implantar. La organización tiene cada vez un mayor número de seguidores online al tiempo que está llevando a cabo reuniones informales por todo el país, de las cuales ya ha celebrado más de 30 hasta la fecha.

Ver el artículo en inglés: http://positivenews.org.uk/2011/economics_innovation/new_economics/5693/change-money-change-world/

Traducción: Javier Gil

Foto © Positive Money – Algunos de los integrantes de Positive Money Ben Dyson, Andrew Jackon y Mira Tekelova


15 comentarios

  • yo misma
    2 julio 2012

    es decir volver al patron oro, no? asi deberia ser, no se como se permite que los banco creen dinero virtual ¿no es como una estafa piramidal en la que se paga a unos con los depositos e intereses de otros?

  • gloria
    6 febrero 2012

    La única manera de romper con el sistema actual sería desde mi opinión, no participar más en él.
    Si poco a poco nos fueramos imponiendo con un no rotundo a los despropósitos del gobierno y la Banca y corporaciones…. no tendrían ninguna forma de imponernos más ninguna deuda o impuesto o lo que se inventen.

    El paso es dificil pero no imposible, podría ser un caos y quizás se impondría otras leyes locales o dinero inventado por otros, lo sé… para empezar , podriamos empezar a desatarnos de lo que no nos gusta y que estamos hartos de soportar, y recuperar la autonomía y la libertad de repensar el mundo en el que nos gustaría vivir, sin esperar que otros aprovechando la coyuntura nos digan que tenemos que hacer.

    No caigamos más en el error, de pensar que otros tienen la solución para nosotros, somos nosotros mismos lo que tenemos que responsabilizarnos de nuestras vidas no los demás. Es un tiempo de esperanza y de grandes y nuevos comienzos.

    Compartir las ideas hasta dar con la más justa y conveniente es genial!!! y este artículo es una prueba de ello para empezar. La riqueza la creamos nosotros, está en nuestras manos y de nosotros depende el modo en que queremos compartirla .

    gracias.

  • Anxanet
    4 febrero 2012

    Tiene toda la razón pero no ha descubierto nada nuevo, hace tiempo que el dinero no está respaldado por oro y se genera virtualmente en forma de deuda, los intereses de la cual no se ponen en el mercado y por lo tanto ese dinero no existe y por lo tanto es matemáticamente imposible que sea devuelta y así todo el mundo anda mareado, corriendo arriba y abajo y haciendo cábalas para intentar cumplir con un imposible.

    La solución está más que clara pero hay un problema: quien genera y controla el dinero (FED y BCE) precisamente lo que no quiere es que se llegue a esa solución, quien haya leido algo sobre el club Bieldelberg sabrá quien controla la deuda, quien provoca las crisis y quien obliga al mundo a saltar a su conveniencia. La solución existe, la voluntad no.

  • Paloma
    3 febrero 2012

    Fantástico artículo. Creo que len lo que dice Positive Money esta la clave de la gran crisis actual, necesitamos un nuevo paradigma económico. Necesitamos volver a la ecomomía real. Cuando lleguemos a ella, si llegamos, quizá vivamos algo peor que hace unos años(algo necesario para que este planeta siga siendo sostenible), pero dejaremos de vivir en una Burbuja.

  • moni
    3 febrero 2012

    Muy esclarecedor. Gracias

Dejar un comentario

*