La educación como un proceso holístico

“Creemos que la educación es un proceso holístico, que no separa lo que se aprende en un colegio de lo que se vive en el hogar. Nuestro papel consiste en complementar lo que se brinda en casa, ofreciendo materiales y espacios preparados, como un ambiente social entre iguales y niños de distintas edades”. De esta manera ha definido Beatriz Aguilera Reija a Alavida, un proyecto educativo basado en su mayor parte, en la experiencia Pestalozzi, fundada por Rebeca y Mauricio Wild en 1977.

En este rincón ubicado en la sierra oeste de Madrid, los pequeños pueden pintar, trabajar en la carpintería, construir una madriguera, jugar a las tiendas o en el arenero, subirse a las rocas, charlar, ver libros de animales, sacar de paseo a las muñecas o buscar lombrices en la huerta. Hay espacios dedicados a las manualidades, las construcciones, los juegos simbólicos, música, baile, ciencias, experimentos y matemáticas, entre otros.

“Es necesario que el acompañamiento de los adultos contribuya a que los niños se sientan seguros, aceptados sin expectativas ni valoraciones y amados sin condiciones. En segundo lugar, el entorno debe ofrecer aquello que los pequeños precisan para llevar a cabo su desarrollo.  En Alavida tenemos  más de doscientos materiales tipo Montessori, en casi treinta rincones diferentes”, ha explicado a Noticias Positivas.

Y agrega: “cuando se dan estas condiciones, los niños son capaces de conectar con su esencia y pueden desarrollarse de acuerdo a su propio plan interno.  Pueden confiar en sí mismos, tomar del exterior lo que necesitan para satisfacer sus necesidades y construir su proceso de aprendizaje desde dentro hacia fuera.  Así, el motor de su desarrollo es su interés y curiosidad innata por el mundo que lo rodea”.

Los fundadores de Alavida sostienen que el ser humano tiene el potencial interno para desarrollarse y madurar por sí mismo y en interacción con su entorno. “El amor es una necesidad básica de supervivencia, al mismo nivel que el alimento, el abrigo o los cuidados personales. Nos referimos al amor sin condiciones, al amor que se recibe sin necesidad de pedirlo, al amor a la persona por ser quien es, con independencia de sus acciones. Una persona que no se siente amada sacrifica sus propias necesidades de desarrollo y realización por conseguirlo. La educación basada en premios y castigos, aprobación y desaprobación, aceptación y rechazo, es una buena muestra de cómo el amor condicionado logra conducir los intereses de los niños y moldear su comportamiento”, aseguran.

El proyecto comenzó en 1999, cuando un grupo de familias decidió ofrecer a sus hijos una educación no directiva y que respetara las etapas evolutivas.  Según Aguilera Reija, la libertad y el respeto hacia el desarrollo autónomo de los niños es “clave a la hora de educar para ser, en lugar de enseñar a repetir, obedecer o tener”.

En la actualidad, Alavida es un espacio abierto para niños a partir de los 3 años, que comparten las mañanas de lunes a viernes.

DATOS DE CONTACTO:

www.alavida.org

2 comentarios

  • Noticias Positivas
    12 Diciembre 2009

    Muy buenas Margarita, para más información sobre Alavida, te recomendamos que visites la web y te pongas en contacto directamente con ellos. Un saludo positivo. Redacción N+.

  • Margarita Mas Yañez
    11 Diciembre 2009

    HOLA, ME GUSTARIA SABER EN CUANTOS SITIOS HAY ESTAS ESCUELAS, POR FAVOR ME LO PUEDEN HACER SABER, GRACIAS ESTA IDEA HA SIDO MARAVILLOSA. BESOS Y ABRAZOS DE LUZ.

Dejar un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR